Ciencia y Tecnología

Bill Gates dona 44 millones de dólares para educación

El filántropo multimillonario Bill Gates vio una oportunidad para su fundación en una nueva ley federal de educación en Estados Unidos que tiene amplias repercusiones en las aulas del país.

Su organización sin fines de lucro, Bill and Melinda Gates Foundation, ha dado 44 millones de dólares a diversos grupos en los últimos dos años para ayudar a dar forma a los nuevos planes estatales de educación requeridos por la ley del 2015, de acuerdo con un análisis de The Associated Press. Los gastos pagaron por estudios alineados con los intereses de la fundación, llevaron a buena cobertura de prensa e incluso tuvieron un papel en la redacción de la nueva estructura educacional en un estado.

Las subvenciones ilustran cuán estratégico e involucrado puede ser el fundador de Microsoft en la promoción de su agenda de reforma de la educación, ejerciendo calladamente influencia nacional en la forma en que operan las aulas. La cuidadosa red de influencia de Gates es a menudo invisible, pero permite a su fundación impulsar la conversación en respaldo a su visión sobre cómo reformar los atribulados sistemas escolares en Estados Unidos.

Críticos dice que se trata de interferencia por una fundación con vastos recursos y riqueza. La Gates Foundation dice que simplemente trata de navegar un cambio “tectónico” de responsabilidad para la educación, del gobierno federal a más control local.

“Para 50 estados con diversas capacidades y preparación, fue una oportunidad y una preocupación de que los estados y socios en esos estados necesitan respaldo”, Allan Golston, presidente de los trabajos en Estados Unidos de la Gates Foundation.

La fundación se gastó unos 44 millones de dólares centrados en la ley federal del 2015 llamada Todo Estudiante Exitoso. La ley da a los estados flexibilidad para crear su propia estructura de educación, y los estados reciben fondos federales para cumplir con sus propias reglas.

La ley requiere estándares académicos, lo que significa que la espina dorsal de la mayoría de los sistemas educacionales estatales es el programa llamado Common Core, un símbolo para muchos críticos de lo que llamaron años de extralimitación federal en educción durante los años de Obama. Gates fue influyente en el respaldo a los estándares académicos del Common Core y ahora hace lo mismo en momentos en que los estados tratan de determinar la mejor forma de implementar sus políticas educacionales bajo la ley de 2015.

Y es así como funciona la mayor entidad filantrópica: financiando desde trabajos para políticas hasta amplios estudios y análisis, además de grupos nacionales de activismo, líderes comunitarios y cobertura de prensa.

Algunos críticos del Common Core dicen que no estaban al tanto del interés de la fundación Gates en la ley de educación ni los millones de dólares que continúa invirtiendo en respaldo a los estándares. “Lo están haciendo calladamente porque no quieren que el público en general sepa que siguen interfiriendo en la política de educación”, dijo Carol Burris, de la Network for Public Education. AP

Etiqueteas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close