NacionalesReportaje

Cursar una carrera técnica en el instituto de San Luis sólo cuesta RD$3,500

Enclavado en el distrito municipal de San Luis, en Santo Domingo Este, el Instituto Técnico Superior Comunitario (ITSC) constituye la principal opción para la formación de alto nivel de jóvenes de estratos socioeconómicos bajos que aspiran a insertarse en el mercado laboral en áreas vitales para el desarrollo productivo del país, como es el turismo, la industria, la electromecánica, la informática, la salud y las artes.

El rector del ITSC, Víctor Hugo De Láncer, explicó que la institución inaugurada en el año 2013 y cuya infraestructura fue concebida y erigida durante el último periodo gubernamental de Leonel Fernández, con una inversión superior a los RD$3,000 millones, ha dado un valor agregado a una zona marcada por la pobreza, formando al personal necesario para un conglomerado de industrias, zonas francas, hoteles, almacenes, puertos y aeropuertos asentados en la parte Este del Gran Santo Domingo.

Al mismo tiempo, añade que el conjunto de trece edificios equipados con tecnología de punta, ha aumentado el valor de la tierra en la zona e incentivado no sólo el ambiente de negocios, sino también la mejora de las viviendas, la infraestructura vial y los servicios públicos.

Para De Láncer, el hecho de “colocar la riqueza que supone la educación al lado de la pobreza”, con una oferta curricular acorde a las demandas del sector productivo, también ha contribuido a arrebatar de las garras de la delincuencia a decenas de jóvenes con escasas oportunidades.

En cinco años de operación, la institución ha titulado 1,511 técnicos y actualmente tiene en sus aulas a 5,575 jóvenes matriculados en sus 26 carreras.

Según la Vicerrectora Académica, Marcia Corporán, el área de la salud con sus carreras de enfermería, higiene dental, mecánica dental e imágenes médicas, es la más demandada con una ocupación del 34% de la matrícula. Solamente en la carrera de enfermería e imágenes hay matriculados 1,600 estudiantes, que reciben prácticas en los principales hospitales desde el segundo cuatrimestre, así como prácticas de simulación en sus modernos laboratorios biométricos y pasantías y cursos extracurriculares avalados por el Ministerio de Salud Pública.

Al participar como invitados en el Almuerzo Semanal de Multimedios del Caribe, ambos explican que agotar el currículo técnico superior de las carreras técnicas que allí se ofrecen, está previsto en un tiempo de dos años y un cuatrimestre, colocando al estudiante prácticamente a la mitad de una licenciatura.
De hecho, la institución tiene convenio con la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Pedro Henríquez Ureña (Unphu), Tecnológica de Santo Domingo (Intec), Iberoamericana (Unibe), Tecnológica de Santiago (Utesa) y otro grupo de universidades extranjeras de Taiwán, México y Estados Unidos.
Explica que de cada diez egresados, tres solicitan el récord para requerir la convalidación de asignaturas en su tránsito hacia la universidad.

Cada bachiller que ingresa a la institución debe pasar por dos pruebas, una psicométrica para medir sus aptitudes y actitudes y otra prueba de Orientación y Medición Académica (Poma) para medir sus conocimientos de lengua española, con énfasis en comprensión lectora y de matemáticas, para hacer la nivelación de lugar.

Agregó que la calidad de los egresados viene dada por el alto nivel de su plantilla de 357 docentes, de los cuales, el 44% tiene maestría, 36% grado, 16% especialidad, 3% técnico y 1% doctorado.

RD$3,500 por carrera

La institución estima que la formación de un técnico superior en una institución privada tiene un costo aproximado de US$10 mil, sin embargo, el Vicerrector Administrativo, Julio Peña, explica que en el ITSC, tiene un costo de apenas RD$3,500, a razón de RD$500 por cada cuatrimestre.

En el ámbito del Turismo, la institución ofrece las carreras de Gastronomía, Información Turística, Intermediación Turística, Gestión de Alojamiento Turístico, Servicios de Alimentación y Bebidas, Panadería y Repostería. En el área industrial, se imparte Tecnologías de Manufactura y Logística; mientras que en Artes, se da Diseño de Modas, Diseño Gráfico, Diseño de Interiores, Fotografía, Industria del Mueble y Producción de Eventos.
En la rama de Informática, se ofrece Soporte Informático, Desarrollo de Software y Administración de Redes, mientras que en Electromecánica, se imparte Mecánica Automotriz, Refrigeración, Electrónica y Electricidad.

En cuanto a la empleabilidad de sus egresados, los directivos del Instituto plantean que el hecho de que todas las carreras cuenten con pasantías permite que los estudiantes queden contratados por su alto nivel de competencia e innovación.

Un modelo centrado en necesidades del mercado

Durante la entrevista, las autoridades del Instituto Técnico Superior Comunitario (ITSC) destacaron la importancia de este modelo de educación, centrado en las necesidades del mercado laboral, el cual, además de preocuparse por formar técnicos para el empleo, también estimula la formación humana a través del deporte, las artes y la ciudadanía. De hecho, la entidad cuenta con grupos deportivos en varias disciplinas y grupos artísticos y culturales. La institución también cuenta con una escuela odontológica que ofrece sus servicios a precios subsidiados a la comunidad, y un cine que proyecta películas gratis a sus estudiantes todos los viernes, y al mismo tiempo cuenta con documentaciones fílmicas asociadas al proceso de enseñanza.

Funcionarios

Sus egresados consiguen mejores empleos

Cristóbal Polanco, Vicerrector de vinculación.
En términos concretos, los directivos del ITSC plantean que el porcentaje de empleabilidad de sus egresados oscila entre el 30 al 40% y el otro porcentaje suele emprender negocios propios. En ese sentido, el vicerrector de Vinculación y Extensión con la Comunidad, Cristóbal Polanco, agregó que un aspecto importante a destacar tiene que ver con la calidad del empleo, ya que por su cualificación, sus egresados suelen conseguir trabajos mejor remunerados en las distintas áreas. Asimismo, destacó el valor social de esa institución de educación superior. Puso el ejemplo de un egresado de la carrera de Gastronomía que le fue arrebatado a la delincuencia en el sector de Los Mina y hoy día es un destacado chef de un prestigioso restaurante. “Los egresados hablan por nosotros”.

Dijo que muchos empresarios de la zona asisten a sus graduaciones para reclutar parte del personal que necesitan.

Distancia y falta de pasaje motiva deserción

Marcia Corporán, Vicerrectora Académica.

Aunque inicialmente fue concebido para los estudiantes de la zona, la distancia no ha sido obstáculo para jóvenes que llegan desde Los Alcarrizos, Boca Chica y Villa Mella, e incluso de provincias como María Trinidad Sánchez y Monseñor Nouel con la aspiración de alcanzar un mejor futuro. Paradójicamente, del propio San Luis solo hay 50 estudiantes matriculados. Sin embargo, no todo es color de rosa. La misma distancia es la principal causa de deserción en un estudiantado de escasos recursos que muchas veces no tiene el dinero para el pasaje. Corporán explica que entre el 15 al 20% de los que se matriculan desertan cuando consiguen un empleo, por falta de recursos para la compra de materiales o por problemas familiares. Explica que por ese motivo, el departamento de Bienestar Estudiantil y de Orientación sigue de cerca la situación de cada estudiante y han desarrollado junto con el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Meescyt) un plan de becas que beneficia a 800 estudiantes y el denominado Fondo Quisqueya que facilita el pasaje para estos estudiantes.

El ITSC recibe subvención de RD$500 millones

Julio Peña, Vicerrector Administrativo.

Al ser entrevistados por el subdirector Héctor Linares y el jefe de Redacción de Apertura, Héctor Marte, el Vicerrector Administrativo detalló que la entidad dependiente de la Meescyt, recibe una subvención de RD$500 millones, es decir, el mismo presupuesto de cuando comenzó a operar en el año 2013 con una matrícula de 1,200 estudiantes. Resalta que desde ese entonces, la matrícula ha crecimiento de manera sostenida hasta rondar los casi seis mil estudiantes. Para paliar la situación han tenido que incentivar la generación de recursos propios con la venta de algunos servicios a la comunidad lo que les permite generar entre RD$7 y 10 millones. Para Peña, la idea de replicar en otras comunidades el modelo de “community college” no ha podido ser aplicada por un tema de inversión, ya que construir y dotar a una edificación similar con talleres y laboratorios de alta tecnología como esa supera los RD$3 mil millones.

Etiqueteas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close