Salud

La falta de sueño puede afectar a nuestra salud cardiovascular

Es recomendable dormir de 7 a 8 horas diarias, profundamente y sin interrupciones, porque la calidad del descanso no es igual. En muchas ocasiones el paciente no lo asume, pero si se observa irritable en las mañanas, con somnolencia, cansancio o agotamiento y esto puede conllevar a descontrol de peso, hipertensión arterial, alteración endocrinometabólica, como intolerancia a la glucosa y disminución de la sensibilidad a la insulina.

Si aunamos control de peso con dieta equilibrada, no fumar o tomar alcohol, realizar ejercicios, más un adecuado descanso de calidad disminuimos el riesgo en un 65% padecer enfermedad cardiovascular y en un 83% fallecer por dicha causa.

El correcto descanso debe ir acompañado por los buenos hábitos mencionados anteriormente.

Para obtener un buen sueño, debemos evitar sustancias estimulantes como exceso de cafeína o alcohol, mantener horario constante para el descanso, no alimentarse a altas horas de la noche, realizar ejercicios físicos, pero en horarios temprano.

La siesta, que en ocasiones tomamos de unos 20 minutos, resulta ser saludable para nuestro corazón, nos ayuda a retomar energías, baja la tensión arterial y ayuda a relajarte.

Consulta a tu médico si crees padecer de apnea del sueño, ya que la misma potencializa los efectos negativos a tu salud cardiovascular.

Recuerda los períodos de sueños no adecuados favorecen el deterioro en tu salud en general, reorganiza tus horarios, y toma en cuenta llevar además los hábitos saludables para evitar afecciones en un futuro inmediato.

Fuente: Diario Libre

Etiqueteas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close