Internacionales

Lo que cuesta mantener a Ana Julia Quezada en la cárcel

Casi cuarenta días han pasado desde que Ana Julia Quezada Cruz, la asesina confesa del pequeño Gabriel, permanece en la la prisión almeriense de «El Acebuche».

Después de que manifestara haber experimentado malos tratos por parte del personal de la Guardia Civil y de las autoridades, previo a su encarcelamiento, y tras su abogado haberse acogido al amparo del protocolo habitual en el caso de reclusas que pueden llegar a suicidarse tras el encierro, la convicta permanecía bajo la vigilancia de una presa sombra.
Días después la reclusa sombra renunció a su cargo por la presión mediática que experimentaba, y Ana Julia reconoció en una carta que le dirigió a una periodista que “sus días en la cárcel eran el Cielo, en comparación a cómo fue tratada anteriormente”.
Muchos han criticado sobremanera los excesivos cuidados y privilegios que se han tenido con Quezada, con la excusa de una supuesta depresión que padece para evitar un temido suicidio.

Y así, tiene todas las comidas en su celda, acceso a televisión todo el tiempo, por lo que puede saber lo que se habla de ella en los medios, y su mayor temor, el de enfrentarse a las otras reclusas, se esfumó por completo, porque precisamente las autoridades del Centro Penitenciario quisieron evitar enfrentamientos y la mantienen fuera del alcance de otras convictas, dejándola salir al patio cuando no se encuentra nadie.
Pero nuevamente, la figura de la asesina confesa ha vuelto a llenar las páginas de los diarios, y en esta ocasión se trata de una petición que se ha extendido en la red, en una plataforma de recaudación de firmas, con el objetivo de presionar a las autoridades para conseguir el traslado de la dominicana a su país de origen, a una cárcel de ese país.
Para muchos españoles, el dineral que el Estado tiene que asumir para cubrir los gastos de la asesina en el Centro Penitenciario, es un costo que no corresponde al gobiernoe español asumir.

Se ha revelado que el Estado tendrá que incurrir en más de 23.000 euros por mantener a la asesina recluida en prisión.
Esto, sin considerar que hay muchos vagabundos o familias en el paro, sin poder acceder a la alimentación básica para dar de comer a los suyos. Y en cambio, una asesina está siendo mantenida por el país en el que le arrebató la vida a al hijo de su expareja. Situación que mantiene indignada a toda la comunidad de Almería, y de España, en general.

La plataforma Change.org ya tiene disponible un listado de firmas para deportar a la criminal del “pescaíto” a República Dominicana, su país de origen, para que sea dicho país el que asuma los gastos de mantener tras las rejas a su paisana.
El mensaje que encabeza la petición de firmas para su deportación demuestra la indignación que muchos sienten por lo ocurrido:

“Sabiendo que la justicia española resultará ser insuficiente castigo y demasiado complaciente para con esta asesina, incluso si se le impusiera la pena de 150 años de prisión o cadena perpetua, ya que se encontraría con el confort de cualquiera de las cárceles españolas, SOLICITAMOS:

Que Ana Julia Quezada Cruz sea reclamada por el Departamento de Justicia de República Dominicana, de donde es originaria ella, y sea obligada a cumplir pena de prisión perpetua en alguna de las cárceles de su país de origen por el presunto asesinato del pequeño Gabriel Cruz Ramírez. Y a su vez solicitamos también que Ana Julia Quezada Cruz sea considerada persona no grata en todo el territorio español porque.3
Y es que ciertamente, 24.000 euros al año es una barbaridad. Esa es la recompensa por haber matado a un pequeño inocente, ser mantenida en una cárcel en la que tiene todo pagado, tres comidas al día, cuando muchas personas no tienen nada. “Una asesina que no es nuestra, y encima tenemos que ponerle 3 platos al día”, concluye el escrito.
Mantener a un preso en nuestro país se eleva hasta 1.950 euros al mes, por lo que 24.000 euros de impuestos es lo que le supondría a España la recaudación de mantener a Ana Julia Quezada entre rejas.

Fuente: Revirales

Etiqueteas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close