Nacionales

Mercado binacional de Dajabón se desarrolla a pesar de huelga en Haití

Miles de ciudadanos haitianos participan este lunes en el intercambio comercial que se realiza toda la semana en esta provincia de la República Dominicana, a pesar de las protestas que se desarrollan en el vecino país y que se iniciaron el fin de semana pasado tras anunciarse un incremento de los precios de los combustibles.

Desde las ocho de la mañana de hoy las puertas del puente fronterizo, que divide a República Dominicana con la localidad de Juana Méndez, en Haití, fueron abiertas al público para iniciar las actividades comerciales.

No obstante, se mantiene una fuerte vigilancia militar y policial en toda la franja fronteriza que divide a ambas naciones, para evitar que grupos de ciudadanos haitianos quieran ingresar a territorio dominicano de forma ilegal o violenta.
A la labor de los efectivos del Cuerpo Especializado en Seguridad Fronteriza (CESFRONT) se unieron agentes policiales tanto uniformados como vestidos de civil.

Todo ciudadano haitiano que ingresa a territorio dominicano es minuciosamente registrado para impedir el trasiego de armas, drogas o de dinero en exceso.

Algunos comerciantes dominicanos consultados por Diario Libre declararon que a pesar de celebrarse este lunes el intercambio, las ventas bajaron ligeramente por la situación imperante en Haití.

Manuel Rosario, vendedor de vegetales y víveres, dijo que todavía le quedaba el 50 por ciento de la mercancía que transportó al mercado.
para hoy.

“Espero que al caer la tarde, cuando concluya la feria, haya vendido todos los productos, para poder saldar las cuentas pendientes”, subrayó Rosario.

En tanto, Altagracia Collado, que vende vestidos y perfumes, dijo que las demandas son menores que en otras ocasiones.

A diferencia de otros mercados, las autoridades militares y aduanales de Haití permitieron todos los productos de la industria nacional, así como de la agricultura.

Los ciudadanos haitianos cruzaban con carretillas, sacos y cajas llenos de huevos, pollos, aceite comestible, guineos verdes, papas, tayotas, berenjenas, cebolla, lechuga, zanahoria y hasta bloques de hielo.

También llegaban a territorio dominicano con efectos electrodomésticos como radios, estufas, neveras, planchas, licuadoras y teléfonos celulares.

Fuente: Diario LIbre

Etiqueteas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close