Actualidad

Por qué se acaba el amor en una pareja

Durante la vida en común de una pareja existen momentos buenos y momentos malos. Estos últimos pueden indicar diversas carencias que hay y que ninguno de los dos puede aportar, o diferencias que son complicadas de obviar por uno o por otro. Hay parejas que son capaces de superar esos malos momentos o etapas gracias a la comunicación y a las capacidades de cada uno de ellos, y otras no lo consiguen, de manera que al final la única solución es la ruptura de la pareja, lo que supone sentimientos como la frustración, la tristeza y el fracaso.

En muchas ocasiones, dos personas parecen hechas la una para la otra, debido a su forma de ser, a sus gustos o a su manera de vivir. Pero puede ocurrir que con el paso del tiempo aparezcan más diferencias, ocurran situaciones complicadas que pongan a prueba a ambos, o simplemente que se desvanezca la pasión por razones que en un gran número de ocasiones no se comprenden. Aunque cada caso es particular y es complejo ofrecer una razón definitiva, en un COMO te contamos por qué se acaba el amor en una pareja.

El amor se acaba a los 3 años – ¿realidad o mito?

Una de las razones más comunes que provoca que una pareja dé por finalizada una relación es que lleven juntos una gran cantidad de años. En muchas ocasiones se dice una expresión muy utilizada en estos casos: “se acabó el amor”. Pero hay un gran número de personas que no entiende muy bien qué quiere decir esta frase, aunque a la mayoría nos ha ocurrido alguna vez en la vida. De hecho, hay otra frase igual de conocida: “el amor se acaba a los 3 años”. ¿Será verdad?

Parece que, después de estar juntos durante mucho tiempo, la llama de la pasión pierde fuerza o incluso puede llegar a apagarse. Esto significa que lo que se sentía por la otra persona cambia. Ya no se siente esa atracción física tan fuerte que existía al principio de la relación. Si piensas que esto puede estar pasando con tu pareja, intenta analizar tus sentimientos hacia la otra persona. ¿Te sigue pareciendo atractiva como antes? ¿Seguís manteniendo relaciones sexuales de manera satisfactoria? O, por el contrario, ¿es más un amigo para ti? ¿Una persona en la que confías y te sientes cómodo compartiendo tu rutina, pero nada más?

Mientras que hay relaciones que empiezan siendo de amor y terminan siendo más amistosas, hay otras que directamente, debido a discusiones y distintas formas de ser, acaban de una manera mucho más desagradable. No todo el mundo es compatible y, en muchas ocasiones, podemos terminar saliendo con una persona que nos atrae físicamente pero después no coincide ni en gustos ni en forma de ser, por lo que no se puede mantener una relación en el tiempo. Si crees que es tu caso, analiza bien tu manera de ser y la de tu pareja y las discusiones que mantenéis. Eso te puede indicar si vuestra relación puede continuar o no.

Cómo saber cuándo se acaba el amor debido a la rutina

Otra de las grandes culpables del fin del amor dentro de una pareja es la rutina. El día a día, el trabajo, hacer las mismas actividades siempre, no cambiar los planes y no introducir algunas variables durante la semana, puede provocar una sensación de cansancio y hartazgo dentro de la pareja. Se puede decir que en este caso no es que se acabe el amor, sino que contribuimos a terminar con él por la forma en la que vivimos, sin intentar realizar cambios que lo reaviven. El amor es algo que hay que cuidar cada día para que se mantenga.

¿Cómo se puede remediar este problema? Es muy sencillo, solo tienes que pensar en introducir actividades diferentes que no hagáis de manera usual. Piensa en algo con lo que disfrutéis mucho en pareja, como ir a un spa para un tratamiento relajante, visitar esa casita rural en la que pasasteis un fin de semana maravilloso hace un par de años o disfrutar de una cena en ese restaurante del que habéis hablado tantas veces.

Qué hacer cuando el amor se acaba – los detalles

Cuantos más años pasan en una relación, más nos olvidamos de esos pequeños detalles que hacen que el amor siga ahí. ¿Recuerdas cuándo fue la última vez que le llevaste esos dulces que le gustan tanto? ¿O que le compraste un disco de música que os encantaba a los dos? ¿O que, simplemente, le diste un beso al llegar a casa y le preguntaste por su día?

Tendemos a olvidar esas cosas tan simples pero tan necesarias en cada momento de nuestra relación. Así que a partir de ahora, sé un poco más detallista.

Fuente: Uncomo

Etiqueteas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close