Internacionales

Un amplio rechazo a la «victoria» de Maduro

Los países del Grupo de Lima desconocieron ayer los resultados de las elecciones presidenciales celebradas el domingo en Venezuela por no cumplir con los “estándares internacionales”, y decidieron “reducir el nivel de sus relaciones diplomáticas” con ese país.

El pronunciamiento, difundido en Lima por la Cancillería peruana, fue suscrito por los Gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.

Tras conocerse que Maduro ganó unos comicios celebrados con un alto nivel de ausentismo, los países del Grupo anunciaron que “no reconocen la legitimidad”, porque no se cumplió “con los estándares internacionales de un proceso democrático, libre, justo y transparente”. En ese sentido, señalaron que “llamarán a consultas a los embajadores en Caracas y convocarán a los embajadores de Venezuela para expresar” su protesta y presentarán ante el 48 periodo de sesiones de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) una nueva resolución sobre Venezuela.

El Grupo de Lima también reiteró “su preocupación por la profundización de la crisis política, económica, social y humanitaria que ha deteriorado la vida en Venezuela” que, según dijeron, “se ve reflejada en la migración masiva de venezolanos”.

Anunció que, por ese motivo, convocará a una reunión de alto nivel con autoridades responsables del tema migratorio y de refugio, que se celebrará durante la primera quincena de junio en Lima. Además, deploró “la grave situación humanitaria en Venezuela” y dijo que convocará a otra reunión de alto nivel para coordinar acciones en materia de salud pública y fortalecer la cooperación para atender la emergencia epidemiológica.

El G20

En tanto, Argentina, Australia, Canadá, Chile, Estados Unidos y México acordaron ayer una declaración para “desconocer” la victoria de Nicolás Maduro ante la “falta de legitimidad” de las elecciones venezolanas y amenazaron con aplicar al país sanciones económicas y financieras.

En el marco del encuentro de ministros de Exteriores del G20 realizado en Buenos Aires, el canciller argentino, Jorge Faurie, leyó el texto en el que los firmantes aseveraron que los comicios de ayer son “una clara reafirmación de la ruptura de la legitimidad democrática en Venezuela”.

Cuba y Bolivia, los amigos

“En los nuevos desafíos, tendrás, como siempre, la solidaridad de Cuba”, escribió el presidente cubano Miguel Díaz-Canel en una carta enviada el mismo domingo a Maduro.

“El pueblo venezolano soberano, ha triunfado nuevamente ante el golpismo e intervencionismo del imperio norteamericano. Los pueblos libres jamás nos someteremos. Felicidades al hermano Nicolás Maduro y al valeroso pueblo de Venezuela”, dijo el domingo en Twitter el presidente de Bolivia Evo Morales.

OEA: LAS ELECCIONES CARECEN DE CREDIBILIDAD

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, consideró que el domingo fue “un día infame para la democracia de las Américas” y calificó a Maduro como un “dictador” que “intentó -sin éxitodarle un ropaje democrático a su régimen totalitario”. Almagro puntualizó que las elecciones se celebraron “con candidatos y partidos proscritos y con autoridades electorales carentes de cualquier credibilidad”. “No reconocemos a Nicolás Maduro como el presidente legítimo e Venezuela”, afirmó en un comunicado, agregando que la OEA seguirá “bregando por sanciones más fuertes contra el régimen”. En tanto, el presidente de Rusia Vladimir Putin envió un telegrama a su homólogo venezolano en el que expresó su deseo de que se realice “un diálogo nacional”, en el interés del pueblo venezolano, dijo el Kremlin en un comunicado. El presidente ruso deseó a Maduro “buena salud y éxitos en la resolución de los desafíos sociales y económicos que enfrenta el país”. EFE

Etiqueteas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close