Deportes

¿A-Rod en los Dodgers? En el Draft moderno, sí

Los Ángeles es el hogar de las estrellas. Estrellas de cine. Estrellas del deporte. Estrellas del deporte que quieren ser estrellas de cine. Por eso, es un poco asombroso que Alex Rodríguez — presidente de A-Rod Corp, comentarista en ESPN y prometido de Jennifer López — nunca ha tenido una residencia en Hollywood. Se trata del torpedero/tercera base con una brillante sonrisa y aparentemente un ilimitado deseo de ser querido por todo el mundo.

De hecho, parecía que A-Rod estaba destinado a ser miembro de los Dodgers. Si no hubiera sido por una regla del Draft que ya no existe, eso habría sucedido.

La escuadra de Los Ángeles terminó la temporada de 1992 con la peor foja en las Grandes Ligas. Por eso, si el Draft de 1993 hubiera tenido el formato actual, los Dodgers habrían sido los dueños de la primera selección. En vez de eso, como señaló Stephen Nesbitt del portal The Athletic, la primera selección se alternaba entre la Liga Americana y la Liga Nacional cada año. Pese a que los Marineros consiguieron más victorias que los Dodgers en la temporada anterior, el club de Seattle tuvo la oportunidad de elegir de primero en 1993.

El resto es historia:

Los Marineros seleccionaron a Alex Rodríguez, mientras que los Dodgers eligieron a Darren Dreifort. Dreifort fue un buen lanzador, cuya carrera fue abreviada por una lesión, pero no era una estrella en ascenso.

¿Pero qué habría sucedido si no existiera esa regla? ¿Qué tal si Los Ángeles hubiera elegido de primero? Volvemos a subirnos a la máquina del tiempo para ver qué habría sucedido si A-Rod hubiera vestido el azul de los Dodgers.

1. Los Dodgers se convierten en el equipo más aclamado de todos los tiempos

Vaya, podemos pensar lo siguiente: Esto no sólo pone a Rodríguez — para algunos uno de los mejores torpederos de todos los tiempos — en Los Ángeles con la primera selección, sino que lo junta al que para algunos es uno de los mejores receptores en la historia (por su bateo), Mike Piazza, quien fue elegido en la 62da ronda en 1988.

Aunque hablaremos en un momento sobre su impacto sobre el terreno, es importante señalar que los Dodgers podrían dominar la cultura popular con este roster.

Imagínense la atracción internacional que este equipo sería: Rodríguez como torpedero, Piazza detrás del plato, Hideo Nomo en la lomita y el joven dominicano con todas las herramientas Raúl Mondesí en la pradera derecha. Luego está Eric Karros en la inicial — un bateador de 30 jonrones con la clase de cabellera que pertenece en una novela en vez de un terreno.

Ésta es la década de los 90 y el béisbol es el rey de la cultura popular — los comerciales que sólo Piazza grabó son un gran ejemplo – pero, ¿qué tal habría sido con A-Rod también ahí?

Los Dodgers serían una máquina de mercadeo. Olvídense de las portadas de revistas, hasta podrían tener su propia serie animada y películas.

2. Los Dodgers se convierten en los Yankees de la Liga Nacional

Si pensabas que los Dodgers de la última década han sido buenos, este grupo habría sido mucho mejor.

Aquí podemos ver cómo terminaron en la vida real de 1995 hasta el 2000 — los años de A-Rod en Seattle, mientras que Los Ángeles contaba con los dominicanos José Offerman y José Vizcaíno, el puertorriqueño Alex Cora, Greg Gagne y Mark Grudzielanek en el campo corto:

1995: 1ro en el Oeste de la L.N., barridos en la Serie Divisional

1996: A un juego del líder en el Oeste de la L.N., clasificaron como Comodín 1 y fueron barridos en la Serie

Divisional

1997: A dos juegos del líder en el Oeste de la L.N., cuatro juegos del Comodín

1998: A 15 juegos del líder en el Oeste de la L.N., siete juegos del Comodín

1999: A 23 juegos del líder en el Oeste de la L.N., 20 juegos del Comodín

2000: A 11 juegos del líder en el Oeste de la L.N., ocho juegos del Comodín

Si sustituimos a los torpederos de los Dodgers con Rodríguez y al agregar su WAR a este club, Los Ángeles habría conquistado el Oeste de la Nacional en 1996 y 1997, también probablemente el Comodín en 1998 y el 2000.

Mejor ubicación en la postemporada y más turnos para A-Rod en la alineación harían de este equipo una pesadilla para la oposición.

Debido a que A-Rod ayuda a los Dodgers a ganar la división en 1996, se miden con los Cardenales en la primera ronda en lugar de los Bravos. Aunque San Luis barrió a los Padres en la vida real, en este universo alterno cae en cinco partidos ante Los Ángeles — que cuenta con una potente ofensiva — combinada con el mejor pitcheo en Grandes Ligas (al menos en cuanto a efectividad se refiere) — y los azules avanzan a la Serie de Campeonato.

Desafortunadamente, incluso en este universo, nadie se atrevería a decir que los Dodgers puedan vencer a los Bravos.

Pero en 1997, la historia es diferente.

3. Los Dodgers conquistan la Serie Mundial de 1997

Aquí, los Marlins no tienen el récord perfecto de salir campeones cada vez que clasifican a la postemporada. Porque en esta realidad, Los Ángeles gana el Clásico de Otoño — al menos, si los lanzadores no cuentan con una zona de strike como la que aprovechó el cubano Liván Hernández.

Con Rodríguez en el roster en vez de Gagne (OPS de .652), los Dodgers superan a los Gigantes y se coronan en el Oeste de la Nacional. En la SDLN, Los Ángeles se impone a los Marlins en cinco encuentros detrás de Piazza y Rodríguez.

Los azules hubieran salido airosos en su revancha contra los Bravos en la SCLN, fijando un duelo contra los Indios en la Serie Mundial.

Es una gran historia cuando el abridor Orel Hershiser — el JMV de la Serie Mundial de 1988 con los Dodgers — se enfrenta a su antiguo equipo, pero en nuestro mundo, el serpentinero veterano también tiene problemas en sus dos presentaciones.

Los Dodgers salen campeones y al ser una pieza clave del título de Los Ángeles, por un breve tiempo el quisqueyano Ramón Martínez es una mayor estrella que su hermano Pedro.

4. Randy Johnson ahora es miembro de los Dodgers

Desafortunadamente, el título no es suficiente para mantener a Mike Piazza en los Dodgers. El estelar receptor también es cambiado en nuestro universo después de un desacuerdo contractual con los dueños, quienes pensaban que no se podía solucionar.

En esta realidad, el canje se realiza debido a que los Dodgers están menos preocupados por perder al excelente receptor porque cuentan con Rodríguez en las paradas cortas.

Sin embargo, debido que Los Ángeles todavía es un club competitivo, decide completar un mega cambio que rendirá dividendos en unos años.

Antes de que los Marineros enviaran a Johnson a los Astros, eran los Dodgers los que tenían una oferta sobre la mesa para adquirir al zurdo. La propuesta — que incluía al mexicano Ismael Valdez y al dominicano Wilton Guerrero a cambio de Johnson — tenía una fecha de expiración del 2 de junio, fijada por el gerente general de Los Ángeles, Fred Clair. Aunque Seattle estaba por debajo de los .500 y en el tercer lugar en el Oeste de la Americana en dicha fecha, era muy temprano para que el equipo tirara la toalla y por eso dejaron que ese tiempo pasara con la intención de continuar con Johnson hasta el final de la campaña.

Pero tras una mala racha de 8-20 en junio, los Marineros cambiaron de rumbo y enviaron a Johnson a los Astros en la fecha límite de cambios. Tras ser traspasado, el zurdo dejó foja de 10-1 y promedio de carreras limpias de 1.28.

Big Unit’s 16 strikeouts

Las cosas son distintas ahora. Sin A-Rod en la alineación, los Marineros no pueden engañarse pensando que la postemporada está a su alcance. Además, en ese ejercicio, Seattle cuenta con Darren Dreifort, de 26 años, quien se encuentra en su primera temporada completa en la rotación. La segunda selección del Draft amateur tiene entusiasmados a los Marineros, lo cual hace prescindible a Johnson

Sin embargo, los Marineros les piden a los Dodgers que endulcen su oferta. Los Ángeles no necesita adquirir a Mark Grudzielanek desde los Expos para las paradas cortas, por lo que pueden incluir a Ted Lilly – un abridor de Doble-A de 22 años en aquel entonces – en un paquete con Valdez y Guerrero. Con eso basta para que Seattle acepte la oferta, y debemos señalar que este movimiento significa que el equipo no cuenta con los venezolanos Freddy García y Carlos Guillén, quienes fueron claves en el equipo de los Marineros que ganó 116 partidos en el 2001.

Johnson se queda en Los Ángeles y, con Johnson y A-Rod, los Dodgers superan a los Mets en la lucha por el Comodín de la Liga Nacional del 2000. La Serie del Subway no se da ese octubre.

Desafortunadamente para los Dodgers, su pitcheo más allá de Johnson es bastante débil y los Yankees salen airosos.

¿Y los D-backs?

5. Kevin Brown firma con Arizona

Los Dodgers hacen un movimiento de impacto con miras al futuro cuando firmaron a Johnson después de la campaña de 1998. Con Johnson firme en los Dodgers, Arizona sabe que tiene que reforzar su rotación para competir en el Oeste de la Liga Nacional y abre la chequera para firmar a Brown.

Eso no afecta mucho a los D-backs en la tabla de posiciones en 1999 y el 2000. Tanto Brown como Johnson se mantienen saludables y se destacan entre los mejores lanzadores de Grandes Ligas.

Pero en el 2001, es devastador. Ese año, Johnson y Curt Schilling guiaron a los D-backs al único título de Serie Mundial en la historia de la franquicia, mientras que Brown se perdió casi toda la temporada con una lesión. Aunque pudo volver a la acción en septiembre, no hubiese podido resistir la carga de Johnson en octubre, mes en el que el zurdo lanzó dos juegos completos y salió del bullpen más de una vez para sellar triunfos.

Entonces, ¿quién gana la Serie Mundial del 2001?

6. Alex Rodríguez firma un contrato récord con los Mets en el 2001

En la vida real, los Rangers sorprendieron a todos al firmar a Rodríguez por US$252 millones, mientras que los Mets y los Medias Rojas le hicieron ofertas lucrativas al toletero, pero se quedaron cortos. Se esperaba que los Dodgers también estuvieran en la pelea por los servicios de Rodríguez, pero nunca le hicieron una oferta seria.

En este instante, los Dodgers no hacen el movimiento para retener al estelar al que seleccionaron en el Draft amateur y, luego de dejar escapar el Comodín el año anterior, los Mets hacen todo lo posible por firmar a Rodríguez.

Eso no solamente significa una reunión con Piazza, sino que con A-Rod en el campo corto en lugar del cubano Rey Ordóñez, los Mets se coronan en el Este de la Liga Nacional. Y, ante una competencia floja en el Viejo Circuito, los Mets logran llegar a la Serie Mundial, donde pierden ante los Yankees nuevamente. A-Rod no puede arreglarlo todo.

Pero se avecina un cambio final y enorme:

7. Alex Rodríguez es enviado a los Medias Rojas

Después de la temporada del 2001, tanto los Mets de la vida real como los de nuestra realidad alternan sufren varios reveses. A la espera de la llegada del cotizado prospecto dominicano José Reyes, la novena de Queens hace lo que hicieron los Rangers y cambian a A-Rod antes de la campaña del 2004. La diferencia es que esa vez, no existe la posibilidad de que Rodríguez sea enviado a los Yankees.

Hay una sola opción entre los equipos con interés y dinero en efectivo para lograr el movimiento: Los Medias Rojas.

Dicho canje casi se produce en la vida real, hasta que el plan de Rodríguez de prescindir de salario a cambio de los derechos de sus imágenes y otras concesiones lo sentenciaran. Con los Yankees fuera de la conversación, Boston tiene más tiempo para hallar una solución.

El cambio, en el que los Mets reemplazan a los Rangers en un canje de tres equipos que incluiría a los Medias Blancas, hubiese lucido así:

Mets reciben a: Manny Ramírez, Jon Lester, dinero en efectivo

Medias Rojas reciben a: Alex Rodríguez, el venezolano Magglio Ordóñez, Brandon McCarthy

Medias Blancas reciben a: Nomar Garciaparra, Scott Williamson

Sí, ese canje cambia por completo el panorama, y no nos da mucho terreno firme.

Es cierto que los Medias Rojas son mejor equipo, por lo que es poco probable que se vean abajo 3-0 ante los Yankees en la SCLA. Pero sin Ramírez, probablemente no remonten para avanzar a la Serie Mundial. Muchas cosas tuvieron que salir a la perfección – sí, Rodríguez es mejor torpedero que el colombiano Orlando Cabrera, pero Cabrera jugó un papel clave en ese equipo campeón – y no creo que sucederían de lo contrario. Y sin Ramírez ni Jon Lester, ¿ganan los Medias Rojas la Serie Mundial del 2007? Y si no se coronan los Patirrojos esa temporada, ¿qué pasa con los otros dos equipos de Boston que ganaron la Serie Mundial esta década?

Para los Medias Blancas, Nomar Garciaparra hubiese representado una mejora en las paradas cortas en comparación con el dominicano Juan Uribe. Por lo tanto, ¿gana Chicago la Serie Mundial del 2005 bajo estas circunstancias? Eso luce más probable que un jonrón de oro de Scott Podsednik. El trofeo se queda en el Sur de Chicago.

Los fans de los Mets pueden borrar un momento de su memoria: Con Ramírez en los jardines, el equipo gana la SCLN del 2006, y el boricua Carlos Beltrán nunca se poncha ante Adam Wainwright.

Wainwright strikes out Beltran

Y pensar que esta realidad absurda, una tan distinta a la de verdad, sucedió solamente porque los Dodgers tuvieron la primera selección en el Draft amateur.

Fuente: MLB

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba