Nacionales

Baní, un municipio convertido en foco de la delincuencia

“Si yo te doy una declaración a ti aquí y tú me haces una foto, yo puedo esperar en mi casa, que ahí me van a ir a buscar”.Con esta frase respondió al equipo de el Caribe un comerciante del barrio BHD de Baní, provincia Peravia, con cuyas palabras dejó claro el nivel en que se encuentra la criminalidad y la delincuencia en esta localidad.

El hombre, que por temor no quiso identificarse ni permitió que se le fotografiara, fue abordado por este diario que se interesó en conocer su opinión sobre la delincuencia que otros ciudadanos denuncian, y el negociante sólo se limitó a decir que “las cosas estaban tan feas” que no se atrevía a hablar ante las cámaras por temor a que algún delincuente lo reconociera y actuara en represalia.

La hermosa ciudad de Baní, famosa históricamente por la limpieza y belleza de sus calles, cuyas atracciones y tradiciones son motivo de orgullo para sus pobladores, en los últimos años se ha convertido en un foco de delincuencia y criminalidad, donde los atracos a mano armada, robos y venta de estupefacientes se encuentran a la orden del día.

Los habitantes de “la capital del sur”, como también es conocido este municipio de la provincia Peravia, se quejan de la inseguridad en la que viven y de lo expuestos que están ante lo que llaman un “descaro de los delincuentes”.

Los testimonios sobre asaltos, robos y muertes abundan en los distintos barrios de Baní, y el pesimismo de la gente que dice que “eso no tendrá solución” es imperante. Sin embargo, la calma y la tranquilidad que se siente en los barrios de esta ciudad contrastan con la realidad expresada por los ciudadanos.

Como el caso del referido comerciante se encontraron muchos durante el recorrido, pero Estephanie Arias, una joven que funge como secretaria de una gasolinera sí quiso declarar y afirmó que su preocupación diaria no está en su área laboral, sino en que cada día tiene que trasladarse en un pasola de su propiedad, y siente miedo de que algún antisocial la despoje de la misma. “Yo tengo una pasola y después de las seis de la tarde no me atrevo a salir a la calle con ella porque es que si estoy a esa hora afuera, es un problema porque me la quitan”, manifestó desde su puesto de trabajo.

El caso de Joel Romero no es distinto a los demás. Romero tiene un negocio de expendio de bebidas alcohólicas en el barrio conocido como El Fundo y hace aproximadamente diez días que cinco jóvenes; tres hombres y dos mujeres, le robaron un motor de su propiedad que estaba estacionado en la parte frontal de su negocio. El momento del robo fue captado por una cámara del lugar. “¿Tú crees que eso es fácil?, en la zona no hay iluminación y aunque en el mismo video se ve una patrulla de la Policía que pasa minutos antes de que me robaran el motor, no hay forma con esto, no la hay”, expresó.

En el mes de enero, todos los ojos estuvieron puestos sobre Baní, debido a que fue muerto a tiros el coronel de la Policía, Daniel Ramos Álvarez, en un punto de drogas, localizado en el barrio Santa Cruz de ese municipio, mientras encabezaba un operativo.

Por el hecho, guardan prisión de un año como medida de coerción tres personas, entre ellas, Rafael Antonio Díaz (Buche), quien, por declaraciones de un hermano del imputado, “tiene el mejor punto de droga en Baní”.

Ocho días después del hecho y tras el escándalo generado por la muerte del oficial, la Dirección General de la Policía Nacional hizo cambios en la Dirección Sur Central, en donde designó al general Eduardo Alberto Then.

Ayer, el Caribe fue al barrio Santa Cruz, donde murió el oficial y las opiniones de los habitantes del sector coinciden en que el lugar es tranquilo y que nada importuna la paz de la ciudadanía.

Despojan a ingeniero de más de RD$3 millones

La pasada semana, tres hombres fuertemente armados que viajaban en dos motocicletas despojaron de 3 millones 742 mil 742 pesos al ingeniero Jacobo Antonio Langa Isaac, tras inteceptarlo frente al estadio de béisbol del distrito municipal Sabana Buey, de Matanzas, Peravia, informó el diario El Nacional. De acuerdo a informaciones, el ingeniero fue interceptado y, además del dinero, le arrebataron dos teléfonos celulares que supuestamente abandonaron a un kilómetro del lugar del asalto. De acuerdo a informaciones del comandante de la Regional Sur de la Policía Nacional, Alberto Eduardo Then, con relación a este hecho están siendo investigadas varias personas que no identificó.

Fuente: El Caribe

Etiqueteas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close