Deportes

Dirigente del Licey: «Sé que es un tremendo reto y que la fanaticada es muy exigente»

Luego de su actuación como jugador en la liga dominicana en el año 2006, Robby Hammock quedó con la intensión de regresar al circuito.

Su deseo se ha cumplido, pero ahora sabe que tiene un fuerte compromiso por delante como manager de los Tigres del Licey.

“Era un escenario que quería volver a visitar, quería estar aquí nuevamente. Sé que es un tremendo reto y que la fanaticada es muy exigente”, dijo Hammock al ser entrevistado por Sussy Jiménez.

Es un exreceptor de Grandes Ligas con cinco años de experiencia como dirigente en circuitos menores de los Diamondbacks de Arizona.

“Las conversaciones de Luis Urueta (gerente general) comenzaron entre abril y mayo y ya le había dicho que tenía la intención de dirigir y me vio como un candidato sólido”, agregó el coach de Ligas Mayores y quien pasó algún tiempo con su familia antes de integrarse al Licey.

Durante el verano se mantuvo enterado de las noticias alrededor del club mediante un grupo de trabajo en una de las redes sociales en donde por lo general todo lo que se hablaba era en español y le tocaba traducir.

“Luis me dijo que los Tigres del Licey son una gran familia. Sé que vengo de afuera y tengo mucho trabajo que hacer para ponerme al día con la fanaticada, el equipo y los jugadores”, añadió Hammock. AP

Etiqueteas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close