Nacionales

Identifican otro acusado de matar a un agricultor

Otro de los haitianos que asesinó al agricultor Juan de Dios Castro en su finca de la comunidad El Ganadero, en Azua, fue identificado ayer como Igol Gonell, quien se encuentra prófugo de la justicia.

Así lo informó el director de la Policía Nacional, mayor general Ney Aldrin Bautista Almonte, quien dijo que están tras su pista para apresarlo y ponerlo a la disposición del Ministerio Público.

El pasado 25 de abril de este año, Castro fue asesinado por al menos tres haitianos que ingresaron a su finca y lo sorprendieron por la espalda cuando él supervisaba sus cosechas.

Según familiares de la víctima, éste intentó defenderse hiriendo a uno de los asaltantes, identificado como Ramsel Sejollr, lo que aprovechó Gonell, quien de un tajo le cercenó el brazo con el que trató de defenderse.

Ya tirado sobre tierra, lo remataron a machetazos en distintas partes del cuerpo. Posteriormente le sustrajeron el arma de fuego y huyeron del lugar.

Ruddy y Juancito Castro Filpo, hijos de la víctima, habían advertido que si en 24 horas las autoridades no arrestaban a los implicados en este crimen comenzarían a perseguir y matar a los nacionales de Haití que estén en esa provincia.

Ante tal advertencia, el director de la Policía aseveró que no aceptará chantaje de quienes hacen emplazamiento para que en un determinado tiempo se arresten a personas vinculadas a hechos delictivos.

Tras el suceso en Azua, los haitianos que residían en El Ganadero se fueron de la comunidad por temor a represalias.

Los residentes de esa zona sur están consternados ante el asesinato del agricultor, a quien definieron como un hombre de trabajo y solidario.

Hace más de un mes, como consecuencia del asesinato de una pareja de agricultores en Pedernales a manos de haitianos, residentes de ese lugar dieron un ultimátum a los inmigrantes para que abandonaran la provincia o, de lo contrario, tomarían represalias. Tras la advertencia, los haitianos salieron despavoridos de la zona, lo que provocó la suspensión del mercado binacional y una atmósfera de tensión que todavía perdura allí.

La hija del asesinado agricultor azuano, María Castro Filpo, hizo un llamado al presidente Danilo Medina para que su caso no quede impune. “Presidente, yo sé que usted es un buen hombre, yo sé que usted no dejará que esto se quede así. Mi padre solo aportaba en esta comunidad Danilo; yo sé que usted no dejará que la muerte de mi padre quede impune”, señaló la hija de Juan.

Fuente: Listín Diario

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba