Nacionales

Kathia conocía antecedentes de su agresor, pero temía dejarlo

Nagua.- La mujer que fue herida por su pareja de 16 puñaladas el pasado lunes en Nagua, provincia María Trinidad Sánchez, reconoció que al momento de involucrarse sentimentalmente con su agresor conocía sus antecedentes y que ya había guardado prisión precisamente por intentar asesinar a su expareja.

Sin embargo, Kathia Altagracia Acosta, de 46 años, dijo que Crispín Pereyra Burgos, le había asegurado que estaba arrepentido y que jamás cometería un hecho de tal magnitud.

“Él se mostraba siempre arrepentido y decía que no volvía a caer preso, que nunca le pondría la mano a una mujer, que mejor se quedaba solo, que ninguna mujer lo hacía caer preso. Fue como le Diablo que se le montó”, narró a CDN, la dama herida desde la cama del hospital donde permanece interna.

De acuerdo con sus declaraciones, Pereyra Burgos la agredió delante de su hija 13 años, quien tuvo que huir del lugar porque también intentó matarla, al igual que a su padre.

Sin embargo, aseguró que antes de ese fatídico día su pareja nunca la había agredido físicamente, aunque sí verbal y la amenazaba con la frase: “si tú no vas a ser para mí, no serás para más nadie”, por lo que temía dejarlo por las consecuencias que traería.

Narró que el día del suceso, su agresor había regresado del municipio Cabrera y que estaba celoso. Salió un momento de la casa y al regresar, la agredió a golpes, “primero me dio muchas trompadas”.

“Dijo: estoy muerta y me abrecé de mi hermana y cuando estoy abrazada de la hermana mía, me desprendió, me llevó a la cocina y ahí me entró (…) Después que me entró todas esas puñaladas, me entró con la mano y yo, no me mates”, recuerda el momento.

Agrega que para convencerlo le decía: “mi amor vámonos de aquí, no me mates deja eso que te vas a encontrar en un problema, pero lo decía para que se aplacara.

“Y como pude, con las manos le partí el chichillo y agarró otro que había, como puede salí”, recordó la mujer madre de tres hijos.

Parte médico

Pese a que Kathia se recupera satisfactoriamente, el subdirector interino del Hospital Dr. AntonioYapor Heded, dijo que mantienen una estricta vigilancia que le realizaron varias transfusiones por la significativa cantidad de sangre que perdió.

“Vino con múltiples heridas en el cuello y los brazos e inmediatamente el Departamento de Cirugía la introdujo al quirófano y le pudo corregir las heridas del cuello y las heridas de las manos”, explicó. José Luis de la Cruz, subdirector del hospital.

Aseguró que por el momento la dama permanece estable. Dijo que producto de la agresión tiene traumas sicológicos.

Fuente: El Caribe

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba