Deportes

Los criollos en las menores inflaron las cifras de dopaje

Los resultados salidos del laboratorio avalado por la Agencia Mundial Antidopaje que opera en la fría Montreal (Canadá) y donde la MLB envía sus muestras de sangre y orina no solo amargaron la vida de Robinson Canó, Welington Castillo, Jorge Bonifacio, Jorge Polanco y Fernando Abad en 2018 desnudando sus trampas con sustancias químicas.

Si bien la República Dominicana bajó por segundo año consecutivo la cifra de casos adversos en las pruebas de dopaje en las ligas menores en 2018 el total sigue por las nubes y volvió a superar la veintena, quinta vez que lo hace desde que la Minor League Baseball comenzó a reportar los nombres en 2012.

Fueron 22 los criollos que se ganaron la tarjeta roja el año pasado mientras jugaban en el laboratorio donde se incuban las figuras que aspiran alcanzar el Big Show, un categoría donde solo los estadounidenses quedaron por delante (49).

Según el informe colgado en el sitio Web de las ligas menores (milb.com), detrás de los quisqueyanos siguieron los venezolanos (6), puertorriqueños (3), cubanos (2) y un mexicano.

Es un descenso de dos jugadores que fallaron a la prueba de dopaje con respecto a los 24 de 2017. En 2012 hubo 25 dominicanos, en 2013 descendió a su mínimo histórico con 12, pero en 2014 retomó la tendencia al alza con 17, trepó a 25 en 2015 y alcanzó su récord en 2016 con 27.

La sustancia Stanozolol volvió a llevar la voz cantante en 2018. Fue la responsable de desnudar a 14 de los criollos que fallaron a las pruebas, la misma cantidad que en 2017.

Este sintético derivado de la testosterona que llegó al mercado en 1962 ya en 1974 fue prohibido por el Comité Olímpico Internacional, en 1988 enterró el legado del velocista Ben Johnson y en 2010 fue retirado del mercado estadounidense, pero es de fácil adquisición en las farmacias dominicanas bajo el nombre comercial Winstrol, de consumo en tabletas de 50 miligramos.

En los últimos siete años esta ha sido la responsable de 85 de las 152 amonestaciones que se han aplicado a duartianos en las ligas menores, o lo mismo que el 56%.

Del grupo suspendido la mitad de criollos (11) fue descubierto dentro de la Dominican Summer League (DSL), el mismo circuito donde también se encontró la sustancia en un lanzador cubano (Yosiel Serrano) y en otro mexicano (Saúl Vásquez).

En la lista criolla aparecen nombres conocidos como Diego Goris (abuso de sustancias), Raudy Read (Boldedone) y Carlos Ventura (Stanozolol).

Fuente: Diario Libre

Etiqueteas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close