Editorial

Para Salud Pública La Altagracia no existe

La provincia La Altagracia, la que sin lugar a dudas podría ser la mas impactada por la declarada pandemia del Covid-19, coronavirus, por ser la receptora de la mayor cantidad de turistas procedentes de las naciones donde el citado virus ha causado mayores estragos, como se desprende de los informes de las personas que se encuentran en cuarentena en el hospital militar acondicionado a esos fines.

Siendo Higüey, Verón, Bávaro y Punta Cana, los albergue del 80% de los trabajadores que día a día tienen contacto con los visitantes, desde la llegada al aeropuerto, el traslado a los hoteles y lo que envuelve la atención en las instalaciones, sin contar las demás actividades en las que se involucran nuestros nacionales que pernotan en las ciudades de la provincia, pero que vienen en busca de mejor suerte desde todos los pueblos de la región, del norte y el sur, constituyéndose en una real amenaza de propagación del virus que hasta el momento no es circulante de acuerdo a las autoridades.

Sin embargo el ministerio de Salud Pública, no ha sido capaz de desarrollar una campaña publicitaria, que permita llevar orientación a los miles de residentes en la provincia que están expuestos al contagio del Covid-19, de no ser por los medios de comunicación de la provincia, que como el caso del grupo de comunicación Puro Higüeyano, que a través de su canal de televisión, su periódico digital y todas sus redes sociales, difunden desde la detección del virus, la población altagraciana no se hubiese enterado de la existencia del mal que nos amenaza a todos.

La falta de información por parte de las autoridades locales, a quienes hay que caerle atrás para que ofrezcan alguna declaración de advertencia o recomendación, es la constante, la inexistencia de una campaña efectiva, a través de la televisión, emisoras de radio, periódicos digitales y las redes sociales, podría provocar un daño de impredecibles consecuencias, por el efecto expansivo que por desconocimiento algún trabajador hotelero, conductor del transporte de personal y de turistas, se infecte y lo disemine entre sus relacionados y familiares en su lugar de residencia temporal y habitual; todo esto por la falta de gerencia del ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas y las autoridades de salud locales, para quienes la provincia La Altagracia no existe.

 

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros Artículos
Cerrar
Botón volver arriba