Nacionales

Pese advertencias clerén sigue provocando muertes

Santo Domingo, RD.- La alarma se disparó el 11 de abril de este año cuando cinco personas de una misma familia residente en el distrito municipal de Tireo, de Constanza, fallecieron tras intoxicarse con una bebida alcohólica de fabricación artesanal llamada “Clerén” o “Triculí”.

A menos de dos meses de ese trágico día, y no obstante las reiteradas advertencias hechas por las autoridades competentes, suman 177 los fallecidos por esa misma causa en distintas partes del país.

La gente no para mientes y la letal bebida no discrimina sexo ni edad y continúa haciendo estragos en hombres y mujeres, incluida embarazadas, cuyas edades oscilan entre los 10 y los 60 años, de acuerdo a un informe del Sistema Nacional de Salud Epidemiológica (SINAVE).

El 13 de abril, el Ministerio Público y la Dirección de Inteligencia de la Policía (DINTEL), asistidos del Ministerio de Salud Pública, iniciaron una batida contra las “fábricas” clandestinas de la estimulante pero mortífera bebida que vino a hacerle competencia a la epidemia del coronavirus, y que se comercializaba abiertamente en colmados de los barrios más vulnerables de la capital y otras ciudades del interior del país.

Durante esos allanamientos han sido desmanteladas 31 fábricas o laboratorios clandestinos de fabricación de ron, y decomisados grandes cantidades de productos como metanol (químico que se utiliza, entre otras cosas, para desnaturalizar el alcohol etílico); tanques y botellas para su almacenamiento y posterior comercialización.

De 64 personas arrestadas por ese tipo de negocio violatorio del Código Penal y las leyes números 42-01 general de Salud, y 17-79 sobre Comercio Ilícito de Contrabando y Falsificación de Productos Regulados, a 47 se le han dictado distintas medidas de coerción incluidas prisión preventiva, pago de multas y presentación periódica ante las autoridades.

De acuerdo con los registros oficiales, las muertes por intoxicación de ron adulterado conocido como “Clerén” o “Triculí” son más altas en el Gran Santo Domingo y las provincias Independencia y La Vega.

En menor cantidad se han producido muertes por ingesta de ron adulterado también en Hato Mayor, Valverde, Baoruco, Santiago, Peravia, Higüey y otros lugares no especificados. En opinión del ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas “es una tasa de letalidad extremadamente alta”.

De las tres instituciones que intervienen en los operativos contra la fabricación ilegal de bebidas alcohólicas y el sometimiento de los responsables (MP, Policía y Salud Pública), solo la última tiene datos estadísticos exactos de casos de intoxicación y fallecimientos por intoxicación de metano, clasificados por grupo de edad y sexo, y por residencia.

Sin embargo, los últimos que se conocen son los cortados al 30 de abril de este año cuando la cifra de muertos alcanzó el número 155. Los últimos 22 muertos por esa causa y con los que al día de hoy totalizan 177, se produjeron en mayo pasado.

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba