Deportes

¿Qué tal si Cole firmaba con Yankees en el 2008?

Cuando Gerrit Cole se integró a los Yankees en la temporada muerta tras firmar el mayor contrato en la historia para un lanzador, cumplió con un destino que los aficionados de los Bombarderos soñaron mucho antes de que los Piratas eligieran al derecho de primero en general en el Draft amateur del 2011. (También hizo del joven Gerrit Cole muy, pero muy contento).

Eso se debe a que existe un universo en el que lanzallamas inició su carrera con el uniforme rayado una década antes. El conjunto del Bronx originalmente eligió al diestro de 28vo en general en el Draft del 2008, con las esperanzas de convencer al abridor de preparatoria a que se convirtiera en profesional. En ese momento, el gerente general de Nueva York, Brian Cashman, pensó que el equipo tenía una buena posibilidad de firmar al serpentinero antes de que Cole cambiara de idea y decidiera cumplir con su compromiso con la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

Obviamente, las cosas han resultado bastante bien para Cole, así que pocos pedirían que se comenzara desde cero. Pero, ¿qué tal si Cole hubiera decidido firmar al ser seleccionado por los Yankees en aquel Draft, eligiendo el gran escenario de la Gran Manzana sobre las aulas de UCLA?

Aquí, veremos lo radical del cambio en el panorama del béisbol hubiera si Cole hubiera tomado otra decisión. Subámonos a la máquina del tiempo para ver a este mundo alterno.

1. Los Yankees se convierten en una potencia del pitcheo

En la vida real, el derecho ascendió con los Piratas en el 2013, pero en nuestro mundo ficticio, Cole debutó a mediados de la campaña del 2012 con los Yankees, tomando el puesto del dominicano Iván Nova en la rotación.

Aunque eso hace de los Bombarderos un mejor equipo, no lograron evitar ser eliminados en la SCLA (contar con Cole no es suficiente para evitar la barrida ante los Tigres), pero en algunos años veremos el impacto de Cole.

Cole tuvo un año fantástico por los Bucaneros en el 2015 cuando fue finalista para el Premio Cy Young. Pero el club de Pittsburgh no hizo un buen trabajo al emplear los talentos de Cole — limitando su uso de pitcheos rompientes y obligándolo a tirar el sinker con más frecuencia. Ése es uno de los motivos por los que Cole rápidamente pasó de ser un buen lanzador a uno de los mejores en las Mayores desde que llegó a los Astros.

En este escenario, los Yankees no le ponen esas riendas a Cole, por lo que el diestro se convierte en el as que es hoy mucho más rápido. Eso también significa que los Bombarderos tienen la clase de rotación abridora que dejará su huella durante décadas — una que estaría a la altura de la de los Dodgers de los años 60 y Bravos de los 90. Cole hubiera sido el as del grupo de abridores que incluiría al quisqueyano Luis Severino, al japonés Masahiro Tanaka y a CC Sabathia.

Obviamente, con los Yankees siempre contendientes y sin fijar un presupuesto como ocurre en los Piratas, Cole tampoco es cambiado a Houston.

2. Cole es reconocido con el Cy Young de la Liga Americana en el 2015

Sin restricciones en su repertorio, Cole supera su verdadero desempeño del 2015 (19-8, 2.60 de efectividad) para opacar a Dallas Keuchel (20-8, 2.48 de efectividad) y ameritarse su primer Premio Cy Young.

Sin embargo, las cosas no salen tan mal para Keuchel ni los Astros. La escuadra de Houston de todas maneras clasifica al Juego del Comodín del Joven Circuito en octubre de dicho año. Sin importar el gran nivel de Cole, éste no logra superar a Keuchel, quien domina a los Yankees.

¿Entonces qué sucede en el 2017? Bueno, hablaremos de eso en un momento.

3. Los Piratas eligen a Anthony Rendón en el draft

De cara al Draft del 2011, hubo un gran debate sobre quién sería elegido por los Bucaneros de primero en general, con informes divididos indicando que Pittsburgh agregaría a Cole, al abridor zurdo Danny Hultzen o al antesalista Rendón. Los drafts simulados tenían a los Piratas eligiendo a Rendón y el GG Neal Huntington había dicho que le llamaba la atención Rendón, aunque le inquietaba el historial de lesiones del infielder.

Ahora que Cole no está disponible en esta realidad, los Piratas se arriesgan eligiendo a Rendón.

La adición de Rendón – que le permite a Pedro Álvarez pasar a la primera base algunos años antes — causa un mayor impacto en el 2014. Con Rendón en el equipo con una defensa bastante mejorada, los Bucaneros ahora conquistan la División Central de la Liga Nacional (por primera vez desde 1992) y evitan un choque con — y también ser dominados por Madison Bumgarner — los Gigantes en el Juego del Comodín del Viejo Circuito.

Desafortunadamente para Pittsburgh, esto sólo demoraría su eventual derrota a manos de Bumgarner y la magia del año par de los Gigantes en la SCLN. Pero al menos los Piratas no tuvieron que sufrir otra dolorosa derrota en el Juego del Comodín.

4. Pero los Piratas de todas maneras envían a Austin Meadows y Tyler Glasnow a los Rays

Sin importar el buen nivel de Chris Archer, la mayoría se atrevería a reconocer que el traspaso de Glasnow y Meadows a mediados del 2018 no luce como una buena decisión por parte de los Bucaneros. Desafortunadamente para Pittsburgh, las cosas no cambian con la presencia de Rendón.

Glasnow poncha a 3 en 2 innings

En la vida real, los Piratas enviaron a Cole a los Astros antes de la temporada del 2018 porque el desempeño inconsistente del derecho en las dos temporadas anteriores significaba que su valor estaba en descenso y era incierto si recuperaría su nivel del 2015. (Tremenda falla)

Por su parte, Rendón venía de una campaña digna del premio al Jugador Más Valioso en el 2017, lo que hubiera resultado en otra temporada con los Piratas en el 2018. Naturalmente, eso significa que lo apostarían todo de nuevo, realizando el mismo canje con Tampa Bay con las esperanzas de cubrirse de gloria en octubre.

Aunque Rendón y compañía no clasifican a la postemporada en dicho año, no se pierde todo. Debido a que Rendón es un jugador muy cotizado, los Piratas envían al tercera base a los Bravos antes de la campaña del 2019 a cambio de dos cotizados prospectos: El dominicano Cristian Paché y Shea Langeliers, junto a dos prospectos de bajo nivel. Aunque eso no llena el vacío del cambio de Meadows y Glasnow, ayuda un poco a sanar las heridas de los aficionados de los Piratas. El cambio también significa que Josh Donaldson nunca firma con Atlanta — posiblemente el antesalista se una a los Mellizos un año antes de que sucediera en la vida real.

5. Francisco Lindor ahora es integrante de los Nacionales

El puertorriqueño juega en la capital estadounidense. Ahora que Rendón no es una alternativa en el draft del 2011, Washington fija su atención sobre Lindor con la sexta selección general. No sería fácil apostar por uno de dos jugadores: Lindor con 17 años o George Springer, quien venía de la universidad pero tenía un fuerte swing que los escuchas pensaban necesitaba mayores ajustes en la mecánica.

Washington claramente no temía tomar un riesgo, por lo que en este mundo optaron por Lindor con las esperanzas de elegir a su campocorto del futuro. Al final, luce como la decisión acertada.

Los talentos de Lindor no sólo aseguran que los Nacionales aún ganen la Serie Mundial del 2019, sino que también existe la posibilidad de que firmen al infielder a largo plazo. A fin de cuentas, son pocas las veces que se cuenta con uno de los mejores torpederos de su generación.

Pero todo esto también causaría una enorme ola de cambios en la realidad: Sin Lindor como alternativa, los Indios eligen al otro infielder boricua Javier Báez y eso resulta en que los Cachorros seleccionan a Springer, el mejor bateador en el Draft. Sin Springer disponible, los Astros eligen a Sonny Gray para que sea parte de su rotación del futuro.

Todas estas selecciones son acertadas — cada jugador resulta ser un buen jugador de Grandes Ligas — pero estas decisiones tienen consecuencias a varios niveles.

6. Los Cachorros no conquistan la Serie Mundial del 2016

En este universo, los aficionados del club del Norte de Chicago todavía esperan que la maldición por fin termine. Aunque Springer eventualmente tiene un mejor desempeño que Báez en la temporada regular de dicho año, no recibe la oportunidad de ganar el premio al JMV de la Serie Mundial que recibió en el 2017 con los Astros en la vida real.

Eso se debe a que sin los dos jonrones de Báez en una victoria clave en el crucial Juego 4 o sin sus tres remolcadas en el Juego 5, son los Dodgers los que conquistan la SCLN y logran superar a la Tribu para salir campeones.

Hasta en esta realidad es imposible adivinar cuántos años más deberán esperar los fanáticos de los Cachorros para que vean al equipo ganar el título.

7. Justin Verlander nunca pasa a los Astros

El cambio por medio de waivers que se concretó a última hora no sucede. Con Gray en la rotación junto a Keuchel, Charlie Morton y Lance McCullers Jr., el equipo cuenta con bastante pitcheo en el 2017. Pero ahora necesita un gran refuerzo en las praderas.

Sin Springer en el jardín central, es probable que el dominicano Teóscar Hernández hubiera visto más acción que el único juego que disputó con Houston en la vida real, pero al buscar causar un impacto, el conjunto realiza un canje diferente con Detroit.

En este universo, los Felinos se enteran de que los D-backs buscan completar un trato y los Astros deciden ofrecer más fichas de alto valor — probablemente incluyendo a Kyle Tucker — y adquieren a J.D. Martínez. Es un regreso poético para Martínez, quien fue elegido en un principio por Houston y ascendió al equipo grande antes de que fuera dado baja después de la temporada del 2013. Esa decisión obligó a Martínez a ajustar su swing, algo que lo convirtió en el toletero que es ahora mismo.

Just as the slugger went supernova in the desert — hitting 29 home runs in half a season with the D-backs — we’ll say he does much of the same in his return to Houston. And while his defense is no match for Springer’s, his bat makes up for it. Since that year’s World Series was an absolute slugfest, the addition of Martinez gives Houston that little bit of edge necessary to defeat L.A. and collect the World Series title.

One other side effect: Since Verlander doesn’t join the Astros and get the boost from their pitching development system that rejuvenated his career, Cole collects a second Cy Young Award after the 2019 season.

8. Ahora los Yankees ganan la Serie Mundial del 2018 — lo sentimos, aficionados de los Medias Rojas

En la vida real, los Patirrojos conquistaron el Este de la Liga Americana con ventaja de 8.0 juegos sobre los Bombarderos, haciendo de Nueva York uno de los pocos equipos de segundo lugar con 100 victorias.

Pero en esta realidad, Cole no sólo refuerza la parte trasera de la rotación, sino que también esos triunfos adicionales llegan contra Boston. Ahora esta batalla reñida entre eternos rivales sale a favor de los Yankees.

Con la ventaja de local y los Medias Rojas enviando a la lomita a Chris Sale para el Juego del Comodín, los Bombarderos son los que avanzan a la Serie Mundial. Con Cole en la rotación, los Yankees logran vencer a los Dodgers en el Clásico de Otoño y probablemente no se dispute un partido de siete horas que terminó en la madrugada.

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba