Deportes

Seis jugadores en busca de un repunte este año

Estamos agradecidos de que se disputarán partidos en la temporada del 2020. A pesar de todo lo que está sucediendo en el planeta, todo es mejor con béisbol en nuestras vidas.

Pero si piensas que la mayoría está agradecida de que se jugará una campaña, te puedes imaginar lo que siente un jugador establecido, o hasta una estrella, que enfrentó obstáculos en el 2019. Ésa es una de las cosas más difíciles de ser un pelotero: Ya no importa lo que hicieron el año anterior. Y para algunos jugadores, el 2019 dejó un sabor amargo en sus bocas.

Sin embargo, ahora cuentan con la oportunidad de dejar todo eso en el pasado con una temporada de 60 partidos en el 2020. No, es nada perfecta. Pero definitivamente, es mejor que tener su último recuerdo el desempeño en el 2019.

Aquí, seis jugadores que no ven la hora de que inicie esta temporada.

Robinson Canó, 2B, Mets

Algunos entienden por qué hubo tanto escepticismo cuando el conjunto de Queens adquirió al dominicano: El agregar a veteranos con altos salarios es la clase de movimiento desesperado que siempre tiene malos resultados para un equipo neoyorquino. Pero existen motivos para pensar que Canó cabe en esta lista. Incluso con una suspensión en el 2018, bateó .303 con los Marineros y tuvo porcentaje de embasarse de .374. Desafortunadamente, su lento comienzo en el 2019, junto a persistentes lesiones, lo hicieron ver como la mala transacción que algunos escépticos calificaron que sería. La buena noticia es que parecía tener un repunte cerca del final (OPS de .880 en la segunda mitad, .646 en la primera), y su cuerpo de 37 años sólo deberá aguantar dos meses de temporada, en lugar de seis. Canó todavía le pega fuerte a la bola. Entonces, le queda bastante en el tanque.

Tras ajustes, Canó se perfila a un repunte

Matt Carpenter, 3B, Cardenales

El infielder ha sido varias clases de bateador durante su carrera. Comenzó como uno de pasaportes negociados y contacto, luego desarrolló trueno y después dio un paso atrás antes de demostrar bastante poder (lo que resultó en terminar entre los primeros 10 en las votaciones para Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en el 2018) …y después desapareció en el 2019, registrando los peores números de su carrera en casi cada categoría. Esto sucedió justo cuando comenzó su extensión de dos años, algo que puso a sufrir un poco al equipo de San Luis. Y para el final del año, fue sustituido por Tommy Edman en la antesala. La buena noticia es que la implementación del bateador designado en el Viejo Circuito esta campaña le podría dar otra oportunidad en la alineación. Teniendo en cuenta los problemas de los Cardenales en la ofensiva en el 2019, definitivamente necesitarán que Carpenter recupere su nivel.

Khris Davis, OF, Atléticos

Una de las rachas más curiosas en el béisbol concluyó el año pasado: Por primera vez desde el 2014, Davis no bateó .247. El problema no fue que el guardabosque tuviera un peor promedio en el 2019 (.220), sino que su trueno — lo que lo hace un jugador tan valioso — también tuvo un gran descenso. Davis sacudió 42 cuadrangulares en el 2016, 43 en el 2017, encabezó las Mayores con 48 en el 2018 y conectó tan sólo 23 el año pasado. Para esta temporada, estaría cómodo en el puesto de bateador designado y apenas tiene 32 años, por lo que un repunte podría estar en el panorama. Aunque es posible que no recupere el trueno, algunos esperan que pueda volver a batear .247, para que haya algo de normalidad en este mundo de incertidumbres.

Kyle Freeland, LZ, Rockies

Según su bWAR en el 2018, una campaña en la que tuvo foja de 17-7 con efectividad de 2.85, el zurdo tuvo la mejor temporada para un serpentinero en la historia de los Rockies, superando hasta la histórica campaña del dominicano Ubaldo Jiménez en el 2010. Ese hecho hace de lo que le sucedió a Freeland en el 2019 algo más asombroso. Freeman simplemente fue uno de los peores lanzadores en las Grandes Ligas, consiguiendo marca de 3-1 con promedio de carreras limpias de 6.73. Hasta fue bajado a Triple-A para seis aperturas — seis presentaciones que fueron peores, con efectividad de 8.80. Ahora con sólo 27 años y programado para estar en la rotación de Colorado este año, las cosas solamente pueden mejorar.

Freeland domina a Cachorros en Juego del Comodín

Craig Kimbrel, LD, Cachorros

Dallas Keuchel es un buen ejemplo de un lanzador que tuvo una buena temporada después de perderse la mayoría de los Entrenamientos de Primavera mientras buscaba un nuevo contrato como agente libre. Kimbrel, definitivamente, tuvo resultados negativos. El cerrador no realizó su primera presentación sino hasta finales de junio y simplemente no alcanzó su nivel, registrando 6.53 de efectividad en la campaña. También estuvo tan mal durante una decisiva barrida a manos de los Cardenales a finales de septiembre — una que borró cualquier posibilidad de que Chicago clasificara para los playoffs — que no lanzó el resto de la temporada. Algunos esperan que en el 2020 sea mejor…pero esta primavera tampoco ha sido nada normal.

Justin Upton, LF, Angelinos

En esta temporada muerta, el conjunto de Los Ángeles-Anaheim firmó a Anthony Rendón como la gran pieza para complementar a Mike Trout en la alineación. Pero antes de Rendón, estaba Upton, quien fue agregado a finales del 2017 por el mismo motivo. El primer año salió bien, pero el 2019 fue un fracaso. Upton tuvo problemas en una rodilla durante los Entrenamientos de Primavera y luego una lesión en un juego de pretemporada lo mantuvo fuera de acción hasta mediados de junio. Luego, las dolencias en la rodilla persistieron y para septiembre, su campaña concluyó después de que el veterano bateara apenas .215 en 63 partidos. No fue operado en la temporada muerta, pero parece estar en salud. Si ése es el caso, el lineup de los Angelinos no cuenta con una estrella, sino con dos. A Upton le restan tres años en su contrato. Pero éste podría ser el más importante.

Fuente: MLB

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba