Deportes

Sin el pacto correcto, Yadier se retiraría

A casi un mes para que los receptores y lanzadores de los Cardenales se presenten a los entrenamientos primaverales en Júpiter, Florida, dos de sus principales prioridades en la temporada muerta — el receptor puertorriqueño Yadier Molina y el abridor Adam Wainwright — siguen sin firmar.

Molina, de 38 años, ha dejado en claro que prefiere permanecer con San Luis, y el equipo ha expresado interés en retenerlo. El receptor veterano busca un contrato de dos años, pero recientemente durante una entrevista con el locutor Polo Ascencio de La Vida Baseball, Molina reconoció que si no surge una oferta atractiva, contemplaría el retiro.

“Aquí estoy preparándome fuerte. Cuando Dios diga. ¿Qué más puedo hacer?”, dijo Molina. “Si es su voluntad que pueda volver, pues vuelvo. Si no, nos retiramos contentos con frente en alto. Tuve una buena carrera y de verdad bien contento por eso».

Los Cardenales y los representantes de Molina han seguido en contacto durante toda la temporada muerta para negociar un posible contrato. Pero durante el invierno, la escuadra de San Luis ha solicitado paciencia para determinar cuál será el presupuesto para esta temporada, debido a la incertidumbre de la falta de ingresos por venta de boletos tras la pandemia del COVID-19.

Sin embargo, el club no ha otorgado contratos de Grandes Ligas en este receso de temporada, lo que hace de las pláticas con Molina y Wainwright hasta ahora simplemente pláticas. El intermedista Kolten Wong también es un agente libre luego de que los Cardenales rechazaran su opción, pero es poco probable que regrese al equipo, especialmente si los clubes que no logren firmar al jugador del cuadro DJ LeMahieu busquen rápidamente los servicios de Wong como alternativa.

El estelar receptor J.T. Realmuto es el principal receptor disponible en el mercado libre, y su mercado podría ayudar a aclarar la situación de Molina. Algunos equipos interesados en Realmuto buscarían a Molina como una alternativa a corto plazo si Realmuto firma en otra parte, lo que aumentaría la cantidad de ofertas que vería Molina. Han surgido informes que indican que los Nacionales y Angelinos han platicado con los representantes de Molina.

Los Cardenales se han referido al boricua como un jugador de “legado” y alguien que les gustaría ver terminar su carrera en San Luis. Molina, quien se encuentra en el mercado libre por primera vez en su carrera de 17 años, ha continuado preparándose como si fuera a jugar en el 2021 y señaló varias veces durante la temporada pasada que se siente lo suficientemente bien y saludable para seguir en acción algunos años más.

El bate de Molina ha visto un descenso en las últimas campañas, pero algunos en el juego elogian su capacidad de manejar el juego, el cuadre de los pitcheos, el control del corrido de bases del oponente y su trabajo con los lanzadores.

Molina, quien ha jugado toda su carrera con los Cardenales, probablemente esté rumbo al Salón de la Fama y sería el último en vestir el número 4 en la escuadra de San Luis. Lo que está por verse es si ese será el único uniforme que vista en su carrera — o si el 2020 fue la última vez que estuvo detrás del plato.

 

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba