Politica

Solo cuatro partidos han celebrado primarias para escoger a sus candidatos

En la República Dominicana de los 26 partidos reconocidos ante la Junta Central Electoral (JCE) solo cuatro han escogido sus candidatos a cargos electivos a través del proceso de las primarias.

Se trata de los partidos Reformista Social Cristiano (PRSC), Revolucionario Dominicano (PRD), Revolucionario Moderno (PRM) y de la Liberación Dominicana (PLD), quienes han sido las únicas organizaciones que conforme a los registros informativos han adoptado la modalidad.

El PRSC celebró su primera elección primaria presidencial en el año 1995, donde escogió a Jacinto Peynado Garrigosa, como su candidato a las elecciones de 1996, dado a que la Constitución de 1994 imposibilitaba la reelección presidencial del entonces presidente Joaquín Balaguer. También el PRSC realizó primarias para las elecciones del 2004 y del 2008.

El PRD organizó una experiencia parecida en el 1982, la que se denominó en ese entonces como la formula Ovalle, propuesta por el dirigente José Ovalle, a través de la que cada comité de base escogía 13 miembros con derecho al voto, cuyo proceso fue calificado de primarias indirectas. Posteriormente el PRD realizó primarias en 1985 cuando se escogió como candidato a Jacobo Magluta, en 1990 con la elección de José Francisco Peña Gómez y en 1999 con Hipólito Mejía, luego siguió apostando a la metodología en otros años.

En el 2003, el PLD realiza sus primeras elecciones primarias practica que volvería implementar de cara a las elecciones presidenciales del 2008, 2010 y 2012.

En el caso del PRM fueron realizadas en el año 2015 para escoger el candidato presidencial, que en esa oportunidad fue Luis Abinader.

De las leyes

No fue hasta el año 2004, cuando a través de la Ley 286-04 se estableció el Sistema de Elecciones Primarias mediante el voto universal, directo y secreto. La legislación disponía celebrar primarias a más tardar cuatro meses antes de las elecciones generales, bajo la organización de la JCE, el mismo día, hora, usando los colegios electorales y el padrón del organismo de elecciones.

Sin embargo, un año después la disposición fue declarada inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia (SCJ) que acogió en su oportunidad un recurso incoado por la Fundación Democracia y Desarrollo, que presidía el hoy presidente de la Junta Central Electoral, Julio César Castaños Guzmán.

Trece años más tarde, la figura reaparece con la nueva Ley 33-18 que establece que las primarias, convenciones de delegados, de militantes, de dirigentes y encuestas son las modalidades mediante las cuales los partidos, agrupaciones y movimientos políticos escogen sus candidatos y candidatas.

“Los partidos políticos que decidan hacer primarias la celebrarán de forma simultánea. La Junta Central Electoral es responsable de reglamentar, organizar, administrar, supervisar y arbitrar el proceso de primarias para la escogencia de los candidatos y candidatas a cargos de elección popular”, refiere el artículo 46 de la nueva legislación.

La visión experimentada

El tema de las primarias es abordado por el ex miembro de la Junta Central Electoral (JCE), José Ángel Aquino, quien dice son una vía fiable para la elección popular.

—¿Desde cuándo se implementan las primarias?

Es en Estados Unidos durante el siglo XVIII que surgen las primeras experiencias de elecciones primarias. En el año 1866 los estados de California y New York dictarán las primeras leyes sobe primarias que castigan el fraude y el doble voto con penas de multa y prisión.

En América Latina, es en la segunda mitad del siglo XX que las elecciones primarias sustituyen a las convenciones de delegados. Actualmente tenemos elecciones primarias obligatorias en Argentina, Uruguay, Paraguay y Honduras.

—¿Es un método factible para escoger a los candidatos?

Sin ninguna duda las elecciones primarias son la vía más participativa para escoger los candidatos a puestos de elección popular. Para los partidos políticos constituye un ejercicio muy importante pues les permite entrenar sus dirigentes y militantes en la lucha electoral afianzando así sus estructuras partidarias de cara a los comicios generales. Las principales dificultades asociadas a las primarias son la inexistencia de un padrón de militantes confiable y aceptado por todas las partes, el que las campañas internas no se encuentren sujetas a una estricta regulación y la ausencia de un árbitro interno confiable. Con la aprobación de la nueva ley de partidos, agrupaciones y movimientos políticos, se aspira a resolver estos inconvenientes.

—¿Es transparente?

Para garantizar unas elecciones primarias transparentes y que fortalezcan la democracia interna de los partidos políticos, es necesario que se controlen las campañas internas y el financiamiento partidario. Ya hemos visto que la Junta Central Electoral fijó un calendario respecto de las elecciones primarias, comenzando con el inicio de las precampañas para el 7 de julio del 2019 y la fecha de su celebración el 6 de octubre del mismo año.

A mi juicio, la JCE tiene dos grandes retos: primero, hacer que los partidos políticos y aspirantes respeten el calendario establecido por la ley y ratificado por la JCE y, en consecuencia, ordenar el retiro inmediato de toda la propaganda que actualmente se difunde en el país y suspender todos los actos partidarios; y, en segundo lugar, organizar un apropiadamente unas elecciones primarias simultáneas en las cuales es muy probable que se utilice un padrón abierto y otro cerrado.

De la celebración

El politólogo Henry Blanco Castillo sostiene que la nueva ley de Partidos otorga derechos a las organizaciones para decidir el método de selección de su candidato presidencial.

En ese sentido estima que los partidos escogerán sus candidatos conforme a los que establece sus estatutos.

El estratega Carlos Nazario consideró que la mayoría de los partidos minoritarios no se someterán al escrutinio, debido a que esto sería transparentar sus militancias.

“Es decir, hoy los partidos cuentan con más información para elegir el método de primarias. Sin embargo, para un buen número de partidos no sería conveniente asumir primarias y que les cuenten los votantes”, aseveró.

Fuente: Diario Libre

Etiqueteas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close