Deportes

Un tercio de selección hijo atletas de alto rendimiento

Cuatro integrantes del equipo dominicano que disputa la Copa del Mundo aquí son hijos de ex deportistas que sobresalieron en el campo profesional, tres de ellos representaron al país en la arena internacional.

Se trata de Ronald Roberts Jr., Dagoberto Peña, Juan Miguel Suero y Ronald Ramón. Un hecho que no pasó desapercibido y que le mereció un amplió reportaje en el sitio de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA).

La madre de Roberts, Dania Santos, mauriciana, jugó para la selección de 1984 a 1993 y dos años después nació Ronald. Y ella fue clave para que él representara a su país.

“Ella está muy orgullosa. Desde que era joven, ella me motivaba a jugar con el equipo de República Dominicana”, dijo Roberts, cuyo padre Ronald Roberts Sr. fue un destacado jugador en la universidad y luego militó 10 años en Brasil, Dominicana (Mauricio Báez), Portugal y España.

“Nací en Estados Unidos y crecí en Estados Unidos, pero definitivamente es un honor representar al país y es algo grande para ella”, dijo Roberts.

De pitcher a triplero

Mientras Roberts nació y creció en los Estados Unidos, Peña vivió en República Dominicana a la sombra de su madre Cristina Montilla, apodado “el hijo de Cristina”. Montilla representó a los dominicanos desde 1977 hasta 1986, jugando con la madre de Roberts Santos en el Clasificación Olímpico de 1984.

“En República Dominicana, era conocido por ser su hijo. Y crecer hasta ese momento es un honor para mí, tener a mi madre como una de las mejores jugadoras de la historia dominicana, uno de los mejores centros”, dijo Peña.

A pesar de la excelencia de su familia en el juego, Peña jugar baloncesto y mucho menos en la Copa del Mundo estaba lejos de ser una conclusión inevitable. No solo creció en Santo Domingo, su padre, cubano, era un gran fanático del béisbol y quería que su hijo jugara en el diamante en lugar de en la cancha.

“Desafortunadamente para mi suerte, fui mejor en el béisbol que en el baloncesto”, dijo Peña, quien lanzaba sobre las 90 millas y recibió una oferta de 300 mil dólares de los Colorado Rockies a los 16 años. Peña escuchó sus instintos y lo rechazó para jugar baloncesto, casi para romper el corazón de su padre.

“No tenía esa pasión en el béisbol. Me encanta la pasión del baloncesto. Fui un lanzador en el béisbol y fue algo aburrido. Me gusta la acción de que el baloncesto siempre tiene algo que ver”, explicó Peña. “Cuando tomé la decisión, mi padre básicamente quería matarme. Pero sucedió y tomé la decisión y no me arrepiento. Nunca pensé que jugaría un Mundial con estos muchachos que conozco desde hace 15 años” .

Los mauricianos

Ronald Ramón es hijo de Ricardo Ramón, quien jugó en Dominicana, Brasil y Argentina entre los años ochenta y noventa. El padre fue apodado “El Barbero” por su juego bajo los tableros con Mauricio Báez y San Carlos.

Juan Miguel Suero es hijo del ex velocista Gerardo Suero Correa, que compitió en los Juegos Olímpicos de Moscú de 1980 en las modalidades de 100 metros y 200 metros se atletismo, donde llegó a cuartos de final en ambas pruebas.

Fuente: Diario Libre

Etiqueteas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close